[Argentina] Universidad Nacional del Litoral lanza la Tecnicatura Universitaria en Software Libre

Standard

11054390_10206727048199456_2119844435029397720_n
La Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la UNL lanza la Tecnicatura Universitaria en Software Libre, una propuesta a distancia cuya gestión académica, administrativa y financiera se realiza a través del Campus Virtual UNL. Las inscripciones se encuentran abiertas desde el 18 de mayo hasta el 30 de junio de 2015.

La Tecnicatura Universitaria en Software Libre es una propuesta de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH) que se implementará bajo la modalidad a distancia. Su gestión académica, administrativa y financiera se llevará a cabo a través del Campus Virtual UNL. La carrera tiene una duración de 3 años, distribuidos en seis cuatrimestres, y otorga el título de de Técnico Universitario en Software Libre.

La carrera tiene una duración de tres años, dividida en seis cuatrimestres. En total, son 16 asignaturas que incluyen materias optativas y un Trabajo Final orientado a diseñar intervenciones en los diferentes ámbitos de alcance de la carrera.

Los objetivos de esta propuesta se centran en otorgar a los egresados una sólida formación en la filosofía del software libre, así como los principales aspectos referidos a la programación y a la administración de sistemas. A su vez, también apunta a que los egresados sean capaces de innovar en el aprovechamiento del software libre en el ámbito de la educación, y sepan reconocer las oportunidades productivas del software libre siendo capacitados para intervenir en distintos entornos institucionales a los fines de poder resolver problemas vinculados al software libre, como así también prepararlos para participar en entornos colaborativos.

Mas informacion | www.unlvirtual.edu.ar

Iniciativas a favor del software libre en América Latina

Standard

Estas son las políticas y propuestas más importantes que se han desarrollado en favor de la implantación del software libre en Latinoamérica.

software_libre_latinoamerica

Tanto como en buena parte de Occidente, en la mayoría de los países de Latinoamérica se están llevando a cabo una serie de políticas e iniciativas populares en favor de la implantación y el uso de software libre, tanto por parte de la Administración como por parte de la ciudadanía. Veamos cuáles son.

Políticas y propuestas que alientan el software libre

Según el último ranking IVSL (Índice de Valoración del Software Libre) por países, realizado cada año por PortalProgramas, Costa Rica y Nicaragua son los dos países latinoamericanos que más valoran esta tecnología, y México, Honduras y, sobre todo, la República Dominicana, los que menos. Pero ¿cuáles son las iniciativas políticas a favor del software libre que cada país ha puesto en marcha?

En Costa Rica disponen de la Red Costarricense de Software Libre, una agrupación sin ánimo de lucro fundada en 2007 que impulsa la utilización, el estudio y el desarrollo de esta tecnología. Sin embargo, pese a que se presentaron sendos proyectos de ley con el propósito de ahorrar gastos del Estado en software, lo único que se ha oficializado es una directriz para priorizar la implementación de software libre en la Administración pública, pero sin obligatoriedad.

Nicaragua cuenta con comunidades que promueven esta tecnología y ha llegado a acuerdos con la Fundación I+D del Software Libre (FIDeSoL), con la Fundación FUNDECYT-PCTEX y con AEXCID, las tres españolas, para organizar la capacitación de recursos humanos en la transferencia de la tecnología y aumentar la calidad y la equidad en el sistema educativo con el uso de TICs.

Brasil fue el primer país en migrar masivamente al código abierto (open source) en la Administración pública en el mundo, comenzando a legislar desde el Estado de Rio Grande do Sul, está a la cabeza en desarrollo de software libre en Latinoamérica y, por si esto fuera poco, la migración se ha establecido de manera progresiva también en el sistema completo de enseñanza y hasta en instituciones como el Banco Central.

Venezuela, Uruguay, Cuba, Ecuador, Bolivia y el mismo Brasil
son los países que más han implementado esta tecnología para desarrollarse científica y tecnológicamente: sus Gobiernos coinciden en actuar contra la privatización y a favor de la autonomía tecnológica y el ahorro económico que esta conlleva.

El Gobierno de Venezuela dispuso con un Decreto Presidencial en diciembre de 2004 por el que la utilización mayoritaria de software libre y de GNU/Linux en los sistemas, servicios informáticos y proyectos de toda la Administración pública. En este país se desarrolló Canaima GNU/Linux, utilizada en el proyecto Canaima Educativo y en la fabricación de ordenadores de escritorio que se distribuyen a bajo precio.

Uruguay, conocido por el tópico de los oficinistas, se lo ha tomado con calma: a partir de 2003 comenzó a estudiar una ley en favor del uso administrativo de software libre que no fue aprobada al completo hasta diciembre de 2013. Esta ley prioriza la inversión y el desarrollo en esta tecnología, justificando debidamente cuando se elija el software privativo, y obliga a distribuir e intercambiar la información con al menos un programa de licencia libre y en un formato abierto.

En Cuba
, el Gobierno favoreció el uso del sistema operativo (SO) Linux, y disponer del código fuente propició el desarrolló del SO NOVA en el entorno académico, que más tarde acogió y apadrinó el mismo Gobierno. Este país llegó a ser el primero de la región en el uso de Linux con el 6,33% del mercado.

Ecuador tiene la implantación del software libre como una política gubernamental: en abril de 2008 se aprobó un Decreto para establecer el empleo de esta tecnología en la totalidad de los equipos en las entidades de la Administración pública central.

El Parlamento de Bolivia promulgó en agosto de 2011 la nueva Ley General de Telecomunicaciones, Tecnologías de Información y Comunicación, en la que se indica que los principales órganos políticos “promoverán y priorizarán la utilización del software libre y estándares abiertos”, con el objetivo último migrar completamente a esta tecnología los sistemas informáticos del Estado.

El Gobierno de Chile ofrece un respositorio de software público desde 2007, y el Ministerio de Educación y la Universidad de la Frontera, con sede en Temuco, forjaron EduLinux, una distribución de GNU/Linux educativa que ya se encuentra en más de 1500 colegios y en más del 90% de las bibliotecas escolares.

Paraguay se encuentra inmerso en un proceso de migración a software libre de todo el equipamiento informático de la Administración. El Gobierno de Panamá creó un portal con recursos de esta tecnología. Argentina, México, Perú y República Dominicana han implantado muy parcialmente el software libre o están elaborando legislación al respecto. El Salvador y Guatemala quieren optar por él con el motivo principal del ahorro presupuestario. En Colombia, sólo la capital promociona el software libre. Haití únicamente lo ha implementado en sistemas de registros médicos para zonas rurales. Y en Honduras ni siquiera parece que sus gobernantes consideren esta tecnología.

Fuente | Hipertextual

Recuperar el grub via Live CD

Standard

grub_rescue_grub_term_highlight_color_zarpele

Hace unos dias me puse a actualizar mi LinuxMint que utilizo para el laburo primero pasando por a Petra para luego actualizar a Rebecca, me encuentro con la desagradable y esperable noticia del que el grub habia muerto.


error: symbol 'grub_term_highlight_color' not found
Entering rescue mode...
grub rescue>

Lo primero que hay que hacer es conseguir un liveCD de la distribicion (debian) que fuera, yo tenia archivado un LiveCD de antaño de aquel LinuxMint 11 de cuando yo grababa cd’s. Tambien pueden usar un USB funciona de la misma manera.

Cuando bootea el CD/USB seleccionamos la opcion de recovery mode, no necesitamos la para nada la interfaz grafica, luego con un par de comandos recuperamos el grub…

Montamos la particion donde tenemos el linux con el grub muerto, en sdXY la X corresponde al disco y la Y a la particion. Si no conocen cual deberan hacer un ls en /dev y probar montando las diferentes hasta encontrar una con un sistema de archivos linux.

sudo mount /dev/sdXY /mnt

Para que todo funcione correctamente es necesario montar estos directorios para poder tratar a la particion montado como un sistema operativo valido.

sudo mount --bind /dev /mnt/dev
sudo mount --bind /dev/pts /mnt/dev/pts
sudo mount --bind /proc /mnt/proc
sudo mount --bind /sys /mnt/sys

Ahora cambiamos el root de la particion montada

sudo chroot /mnt
grub-install /dev/sdX
grub-install --recheck /dev/sdX
update-grub

Volvemos al user que nos da el liveCD y reiniciamos la maquina.

exit
halt

Saludos…

[Costa Rica] Mejora de UCR a ‘software’ libre extiende uso de la firma digital

Standard

permite-Internet-cualquier-manuscrita-ARCHIVO_LNCIMA20140620_0068_5

  • Centro de informática universitario anunció ayer el desarrollo de un código de programación
  • Componente se creó para LibreOffice, que ofrece programas de uso en las oficinas
  • Novedad otorga vía gratuita a quien guste certificar su identidad en términos digitales

Desarrolladores del Centro de Informática de la Universidad de Costa Rica (UCR) crearon un componente que permitirá aplicar gratis la firma digital en documentos creados desde software libre.

Esta novedad rompe la dinámica actual donde solo existía un componente de firma digital para programas cerrados, que exige el pago de licencias a sus creadores.

Con esta nueva posibilidad, cualquier persona física y jurídica podrá imprimirle validez legal a documentos creados en LibreOffice mediante el uso de la firma digital.

Los interesados solo deben descargar de Internet el componente e instalarlo en LibreOffice, un programa de código abierto con aplicaciones de procesador de texto, hoja de cálculo y presentación de diapositivas. Precisamente, la UCR está migrando toda su gestión administrativa, docente y de investigación hacia LibreOffice.

Alonso Castro Mattei, director del Centro y uno de los desarrolladores del nuevo código, enumeró ayer las ventajas, no solo de usar programas abiertos, sino de hacerlo ahora con la firma digital.

“Con el uso de software libre, el usuario se libera de proveedores clásicos de software y sus cambiantes políticas de uso y cobro”, dijo.

En el 2007, la UCR tenía una demanda de licencias de programas informáticos para sus procesos valorada en ¢700 millones. De ese presupuesto, el 40% se iba en licencias de Microsoft Office. Pero, desde que empezaron a utilizar LibreOffice, el monto disminuyó, este año, a ¢450 millones.

No obstante, gracias al esfuerzo de un año, en conjunto con el Gobierno y el Banco Central (autoridad certificadora de firma digital), la UCR creó un recurso de alcance universal que incluso podría contribuir a cerrar la brecha digital en el uso de las certificaciones legales que viajan por medios digitales.

En resumen, lo que se puede hacer presencialmente en una oficina con la cédula en la mano, se podría hacer de forma remota, utilizando la firma digital. Antes, sin embargo, eso solo se podía hacer con programas como Microsoft Office, que exigen pago. Ahora, eso cambió.

Con LibreOffice, el componente diseñado por la UCR es gratis y está disponible desde ahora en el sitio: ci.ucr.ac.cr/firmadigital.

Aparte de cumplir con la legislación local en materia de firma digital, esta creación de la UCR extiende la validez legal de los documentos certificados, gracias al atributo “sellado en el tiempo”. También funciona en sistemas operativos Windows 8, Windows 7 y Linux.

Una firma digital en vez de papel

Por años, la firma manuscrita ha sido el medio legal que certifica la aceptación, autorización o autoría de un documento en papel. Sin embargo, la tecnología reemplaza la interacción cara a cara, por medios digitales.

Esto sustituye el uso de papel impreso por documentos electrónicos. Pero como siempre se debe verificar la autenticidad de los documentos, en Costa Rica se instauró la firma digital mediante la Ley 8454, para dar validez legal a personas físicas y jurídicas.

El Banco Central es la autoridad certificadora. Para obtener esta firma, la persona interesada requiere adquirir una tarjeta digital: un dispositivo similar a una tarjeta de crédito o débito, con un chip que almacena el certificado digital por el cual se otorga a sus usuarios la capacidad de autenticarse y firmar.

Fuente | Nacion.com

Publicada la 4 edicion del Ranking de universidades en software libre

Standard

El Ranking de Universidades en Software Libre (RuSL), una clasificación de universidades de acuerdo al esfuerzo realizado en cada una de ellas por el fomento y la difusión del software libre, acaba de publicar su cuarta edición, en la que, por primera vez, se ha elaborado un segundo ranking para las principales universidades de los países hispanoamericanos. Las universidades que han alcanzado las primeras posiciones en esta clasificación son, por este orden, la de Costa Rica, la Nacional de la Plata, en Argentina, y la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

El Portal del RuSL ofrece todos los resultados de forma detallada, además de recursos en forma de artículos, infografías, hojas de cálculo y otros documentos de difusión y análisis para su consulta. Entre las conclusiones más interesantes de la clasificación hispanoamericana del RuSL 2015, se pueden destacar:

- Sólo Argentina y Venezuela cuentan con dos universidades entre las diez primeras, en una clasificación, por lo demás, muy repartida entre los países participantes
- La implantación tecnológica de soluciones open source, la asesoría a organizaciones públicas y privadas y el apoyo institucional al fomento de las tecnologías libres son, como en la clasificación española, los puntos más destacables en la mayoría de universidades

 

 

El RuSL es un estudio anual (realizado este 2015 por cuarto año consecutivo) llevado a cabo por un equipo de trabajo multidisciplinar y dirigido por el Observatorio Tecnológico PortalProgramas con la colaboración de instituciones universitarias, organizaciones y expertos en software libre. Además de la clasificación de las 76 universidades españolas que se viene realizando desde las anteriores ediciones, en esta ocasión se ha ampliado el estudio al territorio hispanoamericano, analizando y clasificando 68 de las principales universidades hispanoamericanas bajo los mismos 66 indicadores empleados en la clasificación española, enmarcados en 11 dimensiones de análisis.

Con este proyecto se pretende colaborar en la promoción del software libre y su difusión en la sociedad, así como dar a conocer el trabajo que, con este fin, se realiza en las universidades, consideradas un entorno privilegiado para el desarrollo de la filosofía Open Source.

PortalProgramas, órgano impulsor de este ranking y de otros estudios de investigación sobre software libre, es un portal web de guías y descargas de software multiplataforma, con 10 años de experiencia y más de 700 millones de descargas realizadas.

Cómo fomentar el software libre y no morir en el intento

Standard

Veamos de qué forma podemos apoyar el desarrollo y la implantación del software libre y si hay posibilidades de conseguirlo.

Los que defendemos la cultura libre, siempre de una manera que no impida que los artífices de los productos y obras culturales puedan obtener frutos de su trabajo e incluso vivir de ello si lo desean, no seríamos coherentes si no promoviésemos el uso generalizado del software libre, aquel que puede ser copiado, usado, analizado, modificado, mejorado y distribuido a voluntad.

No hay que pensar que este software deba ser necesariamente gratuito ni que el que desarrollan empresas con licencia exclusiva tenga que ser peor. Las razones para impulsar el software libre son, básicamente, que estimula el desarrollo mucho más con el libre intercambio comunitario, que supone un gran ahorro económico para particulares, empresas, administraciones y centros educativos sin la traba de pagar las licencias privadas y que, así, toda la ciudadanía se beneficia gracias a los logros que esto proporciona.

Propuestas para fomentar el software libre

  • Predica con el ejemplo: utiliza en casa y procura usar en tu trabajo programas desarrollados con software libre.
  • Si tienes madera ello, desarrolla todos tus programas y códigos de páginas web y aplicaciones con licencias libres.
  • Intégrate como usuario en las comunidades de exposición e intercambio de software libre, como GitHub, BitBucket o SourceForge, y realiza tus aportaciones si eres desarrollador.
  • Haz pedagogía social en tus conversaciones de viva voz o en internet y en tus publicaciones de redes sociales, blogs y medios de comunicación.
  • Presenta y apoya iniciativas políticas ciudadanas, como particular o en asociación, de implantación de software libre en la administración y en los centros educativos. Change.org, sobre todo, y Oiga.me son plataformas muy utilizadas, y existen maneras legales de elevar una solicitud a rectorados, ayuntamientos, diputaciones provinciales y gobiernos autonómicos, e incluso se puede echar mano del derecho de petición ante el Congreso, contemplado en la Constitución y ampliado en una ley orgánica, y ante el Parlamento Europeo: por pedir, que no quede, y siempre hay tiempo de apuntar más bajo.
  • Vota a partidos políticos que incluyan la implantación del software libre en sus programas electorales o procura empujar a los que cuadren con tu ideología política o con los que simpatices más a que la incluyan. Que sepamos, el Partido Socialista, Izquierda Unida, Podemos, UPyD, EQUO, el Partido Animalista, el Partido Pirata y en Partido X consideran esta implantación en sus programas a día de hoy en España. No obstante y con esta oferta electoral, lo de que uno se líe la manta a la cabeza y funde un partido político con este objeto quizá sea un tanto excesivo.
  • Anima a otros a que hagan también todo esto.

Otro software es posible

fomentar el software libre

Puede que haya programas con licencia privativa muy atractivos que te gustaría usar, pero seguro que no te resultarían tan atractivos como aquellos que desarrolles a tu gusto y según tus necesidades o las de tu comunidad si sabes picar código. Quizá haya no pocas personas y políticos que no te hagan caso, pero si la reivindicación de implantar software libre se convierte en un clamor al sumar multitud de voces como la tuya y la mía, será difícil ignorarlo por mucha presión en dirección contraria que ejerzan las grandes compañías de software. De hecho, tampoco es cuestión de ser uno de los soldados rasos que mueren en la batalla, frente a los gigantes tecnológicos, gritando: “¡Viva la revolución del software libre!”: el optimismo no es tan descabellado, porque sabemos que el software libre ya ahorra a la economía europea 450.000 millones de euros cada año y que hay algunas comunidades autónomas y unas cuantas universidades españolas comprometidas en favor del mismo. Porque otro software es posible.

Fuente | Hipertextual